Turismo Lanzarote intensifica la promoción para situar a la isla en primera fila de los destinos de buceo

Canarias Noticias - 17/03/2017

Los espectaculares fondos marinos de Lanzarote, que constituyen una rica fuente de biodiversidad, se han convertido en un atractivo turístico de primer orden para los amantes de la práctica del submarinismo, un deporte sobre el que la Sociedad de Promoción Exterior de Lanzarote (SPEL), bajo la marca European Sports Destination, está volcando importantes esfuerzos en sus acciones promocionales con el objetivo de posicionar a la isla en primera fila de los destinos de buceo.

 

De este modo, Lanzarote ha estado presente en las últimas semanas en dos de los foros más destacados de cuantos se celebran en España dirigidos a los cada vez más numerosos aficionados y practicantes de esta disciplina deportiva, mostrando no sólo la belleza de los paisajes que la isla, Reserva de la Biosfera, esconde bajo el mar, como son su elevada biodiversidad y sus excelentes condiciones para la práctica del submarinismo en un entorno respetuoso con el medio, sino también dando a conocer el Museo Atlántico de Lanzarote, recientemente abierto al público y que se está convirtiendo en un indudable reclamo turístico tanto a nivel nacional, como internacional.

 

La isla de Lanzarote estuvo así presente en la 18 edición del Mediterranean Diving, el Salón de la Inmersión celebrado en Fira de Cornellà del 24 al 26 de febrero. De la mano de dos centros patrocinadores de la SPEL que acudieron al evento, Timanfaya Sub y Atlantis Diving Lanzarote, la Isla de los Volcanes mostró sus encantos a través de la distribución de material promocional y la proyección de diversos vídeos en pantalla 3D con imágenes, no sólo de nuestros fondos, sino también genéricas de promoción global del destino.

 

Una semana después, Turismo Lanzarote acudió con stand propio a otra de las citas ineludibles del mundo del buceo: la Dive Travel Show, que tuvo en lugar en Madrid durante los días 4 y 5 de marzo. En esta ocasión, la SPEL acudió con cuatro de los seis los centros de buceo patrocinadores de la entidad, Alisios Sub, Atlantis Diving, Pura Vida Diving y Timanfaya Sub. Como novedad, en el stand, decorado con imágenes del destino y del Museo Atlántico, Turismo Lanzarote proyectó un vídeo del citado Museo en realidad virtual ofreciendo una panorámica de 360º, que hizo las delicias de los numerosos visitantes de la feria que acudieron a visionarlo. Como complemento, la SPEL dispuso también otro stand extra dentro del propio stand de Promotur, a fin de reforzar la promoción.

 

En este sentido, la Feria de Buceo de Madrid, que se ha celebrado por noveno año consecutivo, ha cosechado unos datos de asistencia de público cifrados en torno a 14.200 visitantes, un balance bastante positivo ya que son en su gran mayoría amantes del submarinismo que, según manifiestan los organizadores, “saben muy bien a qué vienen y lo que quieren: conocer las novedades, adquirir material y viajar”.

 

Se calcula que Lanzarote recibe al año aproximadamente en torno a 120.000 turistas que practican submarinismo, según los últimos datos disponibles. En esta línea, el consejero de Turismo del Cabildo de Lanzarote, Echedey Eugenio, señala que esta cifra respalda “la estrategia de estas acciones promocionales dentro de la apuesta global de Turismo Lanzarote por el posicionamiento de la isla como destino turístico deportivo de primer nivel a través del proyecto European Sports Destination y, específicamente, por un segmento de alto valor estratégico como es el submarinismo, tanto por el gasto que realiza en destino como por la proyección internacional que hace de ese otro mundo lleno de riqueza natural que tenemos bajo el mar”.

 

En este sentido, hay que señalar que Turismo Lanzarote cuenta con una mesa de trabajo específica del producto de buceo en la que están integrados seis centros de submarinismo de la isla, donde se decide el calendario promocional a desarrollar para la proyección turística de esta práctica deportiva.

 

Las reservas marinas, como Lanzarote, ofrecen un buceo de calidad, respetuoso con el entorno, sigiloso: en grupos pequeños de personas, y en fondos bien conservados, con elevada biodiversidad, con especies y tamaños que ya no se pueden ver en otros lugares. Estas condiciones son anheladas por el buceador experimentado y un escenario ideal para un primer contacto con el mar.