ÚLTIMA HORA

NC Teror, recrimina a los gobernantes actuales del PP y del PSOE, que no hayan hecho lo indecible para que el Grupo Bimbo “ Donuts,” no se deslocalizara de Teror, dejando la escasa economía municipal maltrecha

Canarias Noticias - 26/05/2017
Fábrica de Donuts en Teror

El 1 de Julio de 2017, El grupo Bimbo “Donuts,” se traslada el departamento comercial, íntegramente a sus nuevas instalaciones de Arinaga, dejando un vacío económico, social y emocional, muy importante en la Villa Mariana. 

Vacío Económico, porque es sin duda una de las empresas más importantes de la Villa, que ha dado empleo a generaciones de trabajadores y trabajadoras de Teror. Una fuente de empleo y trabajo que abandona el municipio, por mejores infraestructuras y mejores condiciones en la zona industrial de Arinaga.

Un vacío social, por el apego de la empresa al municipio, puesto que era una empresa enclavada en el municipio y un referente empresarial, la fábrica de los Donuts, como se la conoce en la Villa, a través de sus productos financiaba eventos de toda índole, sociales, deportivos, culturales. 

Un vacío emocional, porque el gran apego de la fábrica a la vida del municipio con generaciones de padres a hijos que empezaban su vida laboral y se jubilaban en la fábrica, muchos de los hijos de esos padres cuando no tenían trabajo, el referente era la fábrica, para mantener las pequeñas economías familiares. Los furgones de “los Donuts”, forman parte del paisaje natural del municipio, y dentro de poco sufriremos la ausencia en las gasolineras. 

En palabras de Isabel Guerra portavoz de NC- en Teror, Ni el PP ni el PSOE, han querido evitar la deslocalización de una de las principales empresas del municipio de Teror, El grupo Bimbo “ Donuts”, tiene en su plantilla la gran mayoría de trabajadores y trabajadoras de Teror, que pasan en estos momentos por un periodo de incertidumbre, pendientes de sus puestos de trabajo y de las condiciones laborales.

NC en Teror, queremos protestar enérgicamente por la falta de actividad de los gobernantes municipales PP-PSOE, para evitar la deslocalización de esta empresa de la Villa Mariana, pocas cosas hay tan importantes como esto, que afecta de manera directa a más de 80 trabajadores de la Villa y de manera indirecta a la maltrecha economía del municipio. 

Desde Nueva Canarias, queremos manifestar nuestro profundo pesar porque esta empresa se vaya de nuestro municipio, a un lugar con mayores ventajas tanto por ser zona industrial, como por las ventajas de las comunicaciones y el transporte. Queremos manifestar el profundo desasosiego que nos produce que nos quedemos sin una de las más importantes aportaciones a la economía del municipio.

Desde Nueva Canaria en Teror, queremos desearle mucha suerte al personal, esperando que no se den despidos y que no se aminoren las condiciones laborales que tenían los trabajadores, tanto dentro de la fábrica como en los repartidores.

Más de 60 autónomos  y más de 20 trabajadores de oficinas, sufrirán el traslado a Arinaga, en los próximos meses, desde NC esperamos que se respeten los puestos de trabajo, se armonicen los traslados con las consiguientes medidas compensatorias por traslado del personal a Arinaga.

Isabel Guerra, portavoz de NC, manifiesta que es lamentable que la empresa del Grupo Bimbo, se deslocalice de Teror, y que afectará sustancialmente a la pequeña economía del municipio. Todos estos trabajadores, hacen su vida aquí, desde tomar el café hasta poner gasolina a sus vehículos, así como reparar estos en los talleres de aquí, incluso los nuevos vehículos que pongan la empresa serán registrados en Arinaga y no en Teror, esto sin duda, afecta al municipio, se cierra un capítulo de prosperidad de la vieja fábrica de Donuts, que daba el sustento a una gran parte de vecinos y vecinas de Teror, es una pérdida irremplazable y unos días tristes para Teror.

Lamentablemente, la empresa se quedó esperando la carretera que nunca llegó a tiempo para evitar la deslocalización, los municipios de medianías, no contamos con fáciles accesos, así como tienen otros municipios y ello produce que compitamos en inferioridad de condiciones. Nuestros políticos no han estado a la altura de las circunstancias para evitar que esta empresa tan importante en el municipio no nos abandonara. Una parte de la historia de Teror, hoy se acaba.

En palabras de Isabel Guerra, es un duro revés para la economía del municipio, los gobernantes de Teror no han estado a la altura, para evitar esta fuga de capital económico en el municipio. Ahora solo nos queda desear, que no se lleven a cabo despidos encubiertos, y no haya un ERE callado. Desearles lo mejor a los más de 80 trabajadores que a partir del 1 de julio no estarán con nosotros. Gracias entre todos, por hacer de este municipio más grande.

Noticias relacionadas