ÚLTIMA HORA

LA PREFERIDA

Las encuestas dicen que los votantes del PP prefieren a Susana Díaz como secretaria general del PSOE y los de este partido apuestan por Pedro Sánchez. Una vez conocido el resultado del sondeo el entorno de Díaz ha salido a la palestra para expresarse cal estilo de Mariano Rajoy: las encuestas son encuestas. Sí, y un vaso es un vaso, y una taza es una taza, y así hasta el infinito.

Hay nerviosismo en torno a la candidata andaluza porque los sondeos vaticinan la posible victoria de Pedro Sánchez, a pesar de que este no ha contado con el respaldo del aparato del partido. El PSOE aun no ha aprendido la lección de aquellas primarias entre Almunia y Borrel. El aparato apostó por Almunia, con Felipe González a la cabeza, pero los militantes eligieron a Borrel.

Un partido de izquierda, por lo general, suele ser rebelde, insumiso y desobediente. Por eso, basta que su dirección, su gestora o su cúpula recomiende una cosa para que las bases hagan otra, a poder ser la contraria.

Los socialistas tienen tres candidatos para ocupar la secretaria general que hace unos meses usurparon a Pedro Sánchez. Además de él concurren Susana Díaz, respaldada por el sector oficialista, la gestora, sus paisanos Felipe González y Alfonso Guerra, Rubalcaba, Zapatero y toda la vieja guardia, incluso la de mediana edad. Y luego, finalmente, está Patxi López, que realmente no está ni se le espera. Es la tercera opción pero nadie cuenta con él, excepto sus más íntimos y los paisanos vascos.

Los socialistas canarios también apuestan en principio por Sánchez de forma mayoritaria, aunque todavía no esté dicho todo de estas primarias que se celebran el domingo. Una cosa que sí extraña es que ni la derecha mediática ni la política haya insistido estos días en los ERE de Andalucía y en los cursos de formación supuestamente fraudulentos. Será que no quieren perjudicar a Susana frente a Pedro. Al fin y al cabo el PP la prefiere.