ÚLTIMA HORA

Jorge Javier detiene Sálvame tras un gravísimo mensaje al móvil

Canarias Noticias - 28/12/2017

Todo transcurría con aparente normalidad, al menos la habitual en un programa como Sálvame, cuando Jorge Javier Vázquez detuvo el curso de los acontecimientos. La causa, un gravísimo mensaje al móvil con una advertencia que acabaría revelando después, tras pedir consejo al equipo del programa y a sus compañeros en antena.

"Tengo que parar este tema porque necesito que leas un mensaje", dijo el presentador a los responsables tras las cámaras. Un mensaje que no estaba, en principio, relacionado con el tema del que se estaba hablando, el último ingreso hospitalario de María José Campanario.

"Es fuerte y se me ha cortado la voz", dijo, dándole la adecuada gravedad al tema. Tras constatar que "es para ir a la Policía", y después de preguntar si era adecuada "hacerla pública sin dar nombres", Jorge Javier soltó la bomba.

"Me ha llegado un mensaje informándome de que una persona en este país podría haber contratado a alguien para hacerme daño", dijo, ante el silencio y las miradas de todos los colaboradores, que no cesaban en sus susurros y preguntas entre ellos.

Jorge Javier supo mantener la tensión tan bien que Kiko Hernández tuvo que cortarla. "No es la primera vez que ocurre, recordad a Jaime Cantizano", dijo el colaborador, que un minuto después se quedaría a cargo del programa mientras Jorge Javier salía para hacer unas llamadas.

"Me gustaría que se quedara tres minutos Kiko haciendo el programa, voy a llamar a un teléfono de una persona que estuvo presente en esa conversacion y lo que haría inmediatamente sería denunciar", dijo Jorge, saliendo del plató con cara de circunstancias y dejando a todo el mundo con la duda: ¿qué contendría exactamente ese mensaje y quién es el misterioso cliente que quiere eliminar a Jorge Javier?

Noticias relacionadas

Noticias más leídas del día

Ángel Víctor Torres antepone "su" exigencia médica a los derechos individuales constitucionales

Ángel Víctor Torres, el certificado verde... y el miedo

San José - Las Palmas de Gran Canaria: No hay parque, pero sí vandalismo, incendios e, incluso, un asesinato