ÚLTIMA HORA

Agencia de marketing sostenible, ¿Qué es?

Canarias Noticias - 26/06/2020

Una agencia de marketing sostenible debe procurar, dentro del terreno del marketing, la sostenibilidad para construir, desarrollar, comercializar y distribuir bienes y servicios que son responsables con la sociedad y el entorno en general. Al igual que el marketing tradicional, el marketing sostenible tiene como objetivo conectarse con el consumidor de manera significativa. 

Para que el marketing tenga derecho a considerarse sostenible, debe conocer en profundidad el desarrollo de un producto o servicio, desde los materiales o ingredientes que lo componen, hasta lo que pasa con ellos una vez que el consumidor los tira a la basura.

Por si esto fuera poco, la sostenibilidad debe abarcar varios aspectos: hay que saber qué impacto social tiene lo que se está marketeando.

Si una estrategia de marketing tuvo éxito con la versión eco-friendly (menos dañina) de un producto popular de toda la vida, pues perfecto, pero eso no es suficiente para llamarla sostenible.

Diferencias entre el marketing tradicional y el sostenible

El marketing tradicional consiste en identificar necesidades y materializar soluciones en determinado producto o servicio.

Sin embargo, el marketing sostenible es otro asunto: no sólo considera las necesidades de los consumidores, sino también las de la empresa y la sociedad al mismo tiempo, con una visión a más largo largo plazo y con un mayor compromiso.

La sostenibilidad, no obstante, tiene cada día más importancia en todo lo relacionado con nuestras vidas. No obstante, la mayoría de personas suele relacionarla directamente con el ecologismo, lo cual no se ajusta realmente con lo que se puede considerar sostenibilidad. 

Debemos recordar que un estilo de vida “verde” es solo una parte de lo que la sostenibilidad comprende.

Y aquí mostramos tres variables para conocer qué es marketing sostenible y qué no lo es:

Es marketing sostenible lo ambiental, lo social y lo económico. El propósito de las políticas sostenibles es que las actividades humanas encuentren un equilibrio entre esos tres factores. Si una empresa solo se preocupa por una de esas variables, por más admirable que sea su labor, no es sostenible, así de simple.

No es marketing sostenible si se marketea productos con ingredientes tóxicos, productos que promueven ideas nocivas para la sociedad o productos o servicios producidos por personas explotadas laboralmente.

 

Al decir esto, los negocios sostenibles son conscientes de que sus clientes son muy críticos con los productos que compran y de su curiosidad por saber; de donde provienen los productos, cómo se hacen, quién los ha hecho, cómo dicho producto puede reciclarse al final de su vida útil… Por lo tanto, el marketing sostenible es más que una simple palabra de moda, es un cambio fundamental en los estilos de comunicación del consumidor donde importa más lo que hay detrás, el corazón y las historias que los descuentos y ofertas. Es la capacidad de dar un paso atrás y preocuparse menos por las ganancias a corto plazo y centrarse en el valor del consumidor a largo plazo.

 

Noticias relacionadas

Noticias más leídas del día

Expulsar a los inmigrantes delincuentes es urgente (VÍDEO)

Gobierno de Canarias y Delegación del Gobierno, de disparate en disparate