ÚLTIMA HORA

El origen de la novela de tintes eróticos

Canarias Noticias - 07/11/2023
El origen de la novela de tintes eróticos

Durante el siglo XX la literatura erótica fue la más proliferante, incluso llegando a consolidarse como un género literario. Aquí te queremos hablar sobre el origen de la novela de tintes eróticos Lo cierto es que la evolución de este género hasta la actualidad ha pasado por varios cambios socioculturales en los que el sexo se ha visto involucrado, además de que la industria del sexo en su gran mayoría ha estado dirigida al público masculino.

Un detalle importante que debes de tener en cuenta es que la literaria erótica se ha extendido como un conjunto de textos relacionados con el erotismo y las relaciones sexuales, aunque también hay algunos detalles que lo separan de las novelas de amor o incluso pornográficas.

El origen de la novela de tintes eróticos

Es importante tener en cuenta que, aunque el erotismo ha sido fuente de censuras a través de su historia, ha ido evolucionando para adaptarse a los distintos contextos históricos y sociales, por lo que las historias xxx realmente siempre han contado con cierta presencia.

De hecho, se cree que el origen de la novela erótica se remonta hasta el Antiguo Egipto, ya que se han encontrado redacciones de tratados relacionados con el sexo, incluso algunas recopilaciones de posiciones sexuales. Pero los primeros escritos de literatura erótica se encuentran en la Antigua Grecia, alrededor del año 400 a.C., los cuales fueron escritos por Aristófanes.

Por otro lado, en la Antigua Roma también se ha encontrado varios escritos de este género literario, los cuales datan del siglo II a.C., incluso en la Antigua China durante el período Han (cerca del año 200 a..C.), tiempo en el que circularon distintos manuales didácticos sobre las prácticas sexuales.

Si nos remontamos a la Edad Media y el Renacimiento, el erotismo no tuvo ninguna gloria durante este período histórico, donde únicamente destacan algunos textos en Italia, aunque también hay cierto contenido de Francia y de la península Ibérica.

Fue hasta el siglo XVI y XVII en el que se produjo la liberación erótica de la mano de la gerencia medieval de Francia, en la que el género fue explotado hasta en la ilustración, donde la pornografía literaria se reafirmó como un medio de sátira y crítica social dirigido hacia la iglesia católica en su gran mayoría. Pasando el tiempo, en el siglo XIX se produjo el apogeo del erotismo en Europa Central, en donde surgió una nueva fuente de erotismo que tuvo que lidiar con lo que era y no era permitido en la época, como es el caso de la relación maestro-sirviente que se vivió en Inglaterra victoriana, así como el masoquismo que vio la luz en Austria.

Es un hecho que somos seres sexuales y que el erotismo ha formado parte de nuestra historia, pero ahora ya conoces el origen de la novela de tintes eróticos y como ha ido evolucionando a lo largo de la historia.

Características principales de la novela erótica

Ahora que ya tienes más claro cuáles son las diferencias que tiene con otros géneros literarios, te vamos a hablar sobre las principales características de este género literario:

  • Siempre apela a la sexualidad
  • Tiene relación con otros temas relacionados hacia el placer sexual, como el deseo, la exploración del cuerpo y distintas formas de sexualidad.
  • Se incluyen temas como irreverencia, transgresión moral y la liberación de prejuicios.
  • Mientras se lee activa nuestras facultades eróticas.
  • Tiene un lenguaje refinado y cuidadose, siempre evitándose que sea muy explicitó.

Estas son algunas de las principales características de la novela de tintes eróticos, por lo que ahora deberías poder distinguirla y diferenciarla de otros géneros literarios que pueden llegar a ser similares.

Noticias relacionadas

Noticias más leídas del día

¿Un nuevo centro de MENAS en Santa Brígida (Gran Canaria)? (VÍDEO)

¿Por qué permitimos esto a Marruecos? (VÍDEO)

Ana Oramas. Opinen ustedes (VÍDEO)

El influencer marroquí Malik recomienda a Europa que proteja sus fronteras