ÚLTIMA HORA

¿A QUIÉN BENEFICIA PROPAGAR EL TERROR?

                           Vengo observando que hay ya “una corriente difusora del terror al virus chino (es chino porque allí nació y no me valen los bautizos siguientes) que más que beneficiar a la humanidad, lo que está creando o ya ha creado demasiado extendido, es un terror, que convierte a las masas, en “pobres borregos o cabras asustadas a las que los ladridos de los perros, los gritos de los pastores y algunos palos sueltos, son suficientes para llevarlas desde a pastar, al redil, o al matadero”; y ello a mi leal entender, es peor que el propio daño que en general, causó o causa el tan criminal virus chino, que no hay que negar que es criminal, por los crímenes que ha causado y los que aún pueda causar y que yo no voy a negar ni discutir, pero, analicemos fríamente.   

                           Por todo ello y “cabreado” por lo que ya entiendo como “sadismo en algunos comunicadores”; he escrito a uno de ellos, que difunde nacionalmente, el siguiente escrito y que someto a la opinión de los que leen mis artículos; esperando que algunos de ellos, “respiren y me transmitan sus pareceres o sentires”:  gracias

El texto íntegro es el siguiente: 

“Al señor que lleva este espacio y cuyo nombre no recuerdo ahora mientras escribo: Señor; estimo que usted ya es sádico comentando con tantos detalles lo del "VIRUS CHINO" (Sí, es chino porque allí nació y para mí son los culpables de todo y ello debe recordarse constantemente) por cuanto lo que usted sigue creando, es un miedo o terrores absurdos que debía paliar; puesto que sí, que hay ya mucho muertos, ¿pero qué porcentaje representa en las poblaciones totales? somos ya casi ocho mil millones de "monos humanos, contaminando este miserable planeta". ¿Cuántos mueren diariamente, por el cáncer, el alcohol, el tabaco, y resto de drogas; cuantos por la diabetes, corazón, y demás enfermedades? Por otra parte, de los que se contaminan con el VIRUS CHINO, la mayoría lo superan, y muere el que tiene que morir, posiblemente por la complicación de otras debilidades que ya tenía el muerto. La mejor defensa son nuestras defensas naturales y de ahí, que la mayoría no nos contagiemos; simplemente cuidándonos inteligentemente y no frecuentado "la manada" y con una higiene suficiente. Por mi parte yo no me he vacunado ni me vacunaré; y no es por imbécil (como usted suele casi calificarnos) simplemente que me arriesgué a no hacerlo y cómo pasa el tiempo y no me contagio, creo que con mis defensas naturales (LA MEJOR FARMACIA DEL MONO HUMANO) es suficiente; y además por cuanto, ya me vacunaba contra la gripe todos los años; pero hace cinco, "me inyectaron lo que sea", y de la reacción sí que estuve a punto de morirme; por lo que decidí desde entonces, NO VACUNARME DE NADA MÁS; desde entonces NI ME HE RESFRIADO; y ya he cumplido 83 agostos, y aunque con "cosas crónicas", pero con la medicina adecuada y mi propio cuido personal, mantengo una salud envidiable.

            Conviene recordar también QUE LAS VACUNAS SON UN ENORME NEGOCIO MUNDIAL y que éste se presta a tantos "enjuagues", sobornos y demás mierdas; que por lo que otras veces ocurrió, no merecen mucha seguridad las vacunas; que como se dice con estas de ahora, "ni inmunizan ni tampoco impiden que contaminen a otros". También que todo este TERROR PROPAGADO; ha sido y sigue siendo, una horrible arma política, para tener sujetas a las masas y que no piensen en nada, salvo en que, "es la política la que les va a salvar las vidas, aunque los mate de hambres y libertad". Nada dice usted que, y por ejemplo, en el período del VIRUS CHINO; NADIE HA MUERTO DE LA POR OTRAS VECES MORTAL GRIPE ANUAL... ¿POR QUÉ DE ELLO? ¿NO HUELE A CENTRAR TODO EN EL NEGOCIO ACTUAL?; y finalmente que sí, que hay que morir, pero ello puede venir por tan infinitos motivos, que mejor no tener tanto miedo a uno sólo de ellos: Saludos cordiales. Antonio García Fuentes: www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)”

            O sea que le he dejado mis datos y direcciones concretas, para que me responda lo que estime corresponde; ya veremos si lo hace o no. Cuando publico este artículo han transcurrido diez días y hasta el momento, “no ha dicho ni pío”.

            Por lo demás, decirles que cada cual haga lo que mejor le venga en gana, pero que el mucho miedo, lleva hasta, “el estreñimiento” e impide ciscar bien, cosa que a mí no me afecta en absoluto, tampoco al sueño y a llevar una vida bastante llevadera, sin miedo a la muerte, que como creyente que soy, “depende de algo que creo Superior y que me la tiene marcada para un momento de un día que será cuando tenga que ser”: Amén.

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

Noticias más leídas del día