ÚLTIMA HORA

AFORISMOS XLI DE JUAN DE PORTOPLANO

Sentía el de Portoplano al verse en la luz cristal que reflejaba algo de su ser, algo de su estructura externa e interna, sentía que el tiempo se le iba terminando. No sabía cuándo sería el final, no estaba seguro de que hubiese Algo después, pero esperaba y deseaba que existiese el Buen Dios, y estar con Él toda la eternidad. 

Frente a un libro y frente a sus experiencias-recuerdos-vivencias y frente a todos los datos-conceptos que había acumulado, intentaba entender-comprender mejor el mundo. Ese y esa había sido su vida y su existencia. Pero no sabía si había hecho avanzar el conocimiento y entendimiento del mundo, aunque sea un milímetro. 

- Todo necesita una evaluación y reevaluación. Quizás, cuando ya pase y termine la epidemia del virus. Los medios de comunicación y las declaraciones de personas, se deban examinar, las que ofrecieron y emitieron unas semanas antes del suceso, y recordar lo que decían. Todo proceso real debe evaluarse y autoevaluarse a si mismo. Aquello de que era como la gripe, indicada por tantos y tantas. 

- ¿Una persona debe dejar de ser un escritor o pensador o pintor? ¿Aunque no pueda, tiene que obligarse a no serlo, si a nadie le interesa lo que realiza? ¿Y, que va a ser, si lo que es, lo que ha sido durante toda su existencia ha sido algo de eso…? 

- El mundo está lleno de personas que hemos caído en uno o en varios de los siete errores morales graves, antes se llamaban pecados capitales. Unos, en unos, otros en otros. Con esos se machacan a si mismos, y en segundo lugar, a los cercanos. Y al final, a los demás. ¡Pero esto hoy no se puede decir o expresar…! 

- Necesitaría ir a Correos haber si ha llegado una carta, pero el confinamiento del estado de alarma, ya llevo dos semanas sin salir. De todas formas tendré que ir dentro de unos días, cuándo se pase la baja por enfermedad, a primera línea, a un “centro sanitario”. ¿Quién sabe, lo que sucederá, lo que me sucederá…? 

- Me pregunto si antes del estado de alarma, no se podrían, cuándo ya se conocía en Italia, haber obligado a salir a todo el mundo con mascarillas. Solo salir las personas a y de los trabajos. Me pregunto si en las fábricas nacionales, o es que ya no existen, no se podrían haber encargado millones de mascarillas y millones de guantes. Y en tercer lugar, al final, ya el estado de alarma total. Me pregunto, si no pudo eso haberse hecho unas semanas antes, para después, si no hubiese funcionado ya llegar al estado de alarma. Me pregunto, si ya sucedido en Italia, los demás países no deberían haber hecho ese paso anterior, además de realizar en sus fábricas todo el material posible, y encargar los suficientes test, o que les hubiesen dejado o comprado las patentes. Me pregunto. Como en todo solo tengo preguntas. Cierto que esta frase, dentro de unas semanas o meses, tendrá otro significado, que ahora, que llevamos dos semanas del estado de alarma. 

Frente al espejo el de Portoplano se pensaba y repensaba, recordaba lo que le fluía de dentro. Tú, rompiéndote toda la vida la cabeza para intentar poner medida al mundo, alguna norma intelectual al mundo, para buscar mayor grado de verdad y bondad. Y sales a la calle, y unos, unos y otros, poniéndote zancadillas. 

- El mal hace pensar a las personas buenas y de buena voluntad, aunque no sean perfectas, que los malos triunfan más que los buenos, que son más felices que los buenos, que tienen más bienes materiales, que tienen más experiencias, más viajes, y que ellos, están, se quedan apenas sin triunfar. Esto es una de las tentaciones del mal y de los males. Porque si viéramos los corazones, en su profundidad, ya veríamos quiénes son más felices dentro de si mismos, los buenos o los malos. Yo, yo creo que los buenos… 

En aquella siesta, duermevela, al mediodía, entre el amanecer y el anochecer, el de Portoplano, como siempre la iban llegando a su cabeza consciente, del alma más profunda, preguntas y datos y razones y argumentos de todo tipo. Le iban llegando pequeñas alegrías y pequeñas tristezas. Era como las vacas un gran rumiador de hierbas de datos y conceptos… 

- Soportaremos un mes en las casas sin poder salir. Seremos capaces de aguantarnos a nosotros mismos. Y, y eso con que no haya tragedias. 

- No sabemos lo que aprendemos, no sabemos lo que olvidamos, no sabemos por qué recordamos esto, no sabemos por qué olvidamos aquello… 

- El de Portoplano toda la vida no buscó enseñar un sistema de ideas, sino un sistema de espejos, a eso lo denominaba preguntas. 

Noticias más leídas del día