ÚLTIMA HORA

HUMORISTA GRÁFICO: SILENO

Pedro Antonio Villahermosa Borao, Sileno (1869, Zaragoza, 1945, Madrid) humorista gráfico, caricaturista, dibujante, especialmente de la primera guerra mundial. Llegó a doctorarse en Derecho. 

Los hombres y mujeres, quiéranlo o no, viven en su realidad social e histórica y cultural e histórica. En todos los avatares que por el viaje desde el nacimiento hasta el tránsito pasan y suceden, lleno de circunstancias y situaciones. Cada mañana, cada ser humano tiene que optar, casi todo será semejante al día anterior, pero cada día, siempre trae realidades nuevas, a su biografía personal e individual, a su sociedad o Estado o mil otras circunstancias. 

En todo este maremoto de realidades, el humorista gráfico, selecciona o es escogido por algunas temáticas, e intenta, plasmarlo, con sencillez, con líneas y palabras, ideas y colores, para intentar entender-comprender algo, algo que le pueda servir para seguir andando por este mundo… Sileno, como todos los humoristas gráficos, en su tiempo, se les denominaba caricaturistas, viñetistas ahora, lo que hacen es encontrar significantes y significados de lo real. Siempre lo real interior y exterior

Un dibujo humorístico, es algo más, que un simple dibujo. Una imagen, al observarla y percibirla, sufrimos, diríamos varios embates perceptivos y cognoscitivos. La primera mirada aceptamos algunos significados, si volvemos a ella, percibimos otros significantes paralelos. 

Si se observa treinta o cincuenta o cien años después, como algunas viñetas de y sobre la primera guerra mundial, hechas por Sileno, muchas en medio del fragor, acabamos dándonos cuenta, que a día de hoy, sentimos otras realidades que están dentro de esas líneas y frases, quizás conscientes e inconscientes, que el mismo autor, no se diese cuenta. 

No olvidemos, que la prensa, comenta realidades del momento. Pero esas realidades, no se sabe como terminarán. Están dentro de su presente. Esos acontecimientos pueden tener muchas dimensiones y perspectivas y paralelos y raíces y consecuencias, como afluentes. 

El humorista gráfico en periódicos, ahora también en Internet, coge trozos de realidad, de pasteles o venenos de la realidad, que están todavía en formación o crecimientoSileno, muchos de sus dibujos, según el año, no sabía como iba a terminar la primera guerra mundial, ni tampoco todas las consecuencias que tuvo, todas las apariciones y desapariciones y creaciones de nuevos Estados o de Antiguos Imperios o de nuevas ideologías sociopolíticas que se convirtieron en Estados… 

Una modesta viñeta que se encuentra clavada en un trozo de papel de periódico, en un libro de antologías, en un blog digital, es algo más que un espacio de de diez por diez centímetros de tamaño, es algo más que unas líneas en blanco y negro o en color, con texto escrito o sin escritura, con bocadillos dentro o con frases fuera del rectángulo. 

Un dibujo humorístico es un microcosmos que intenta plasmar un macrocosmos o un microcosmos, una parte o un todo..Es intentar, por parte del ser humano, de la humanidad meter dentro de dos dimensiones, algo del corazón humano, individual y colectivo. Es como un gran chef que hace una interpretación de una comida tradicional de siglos, recrea algo nuevo. Un viñetista intenta interpretar y reinterpretar el cosmos, sea lo más cotidiano o lo más grandes, lo social o lo político o lo cultural o lo afectivo o lo familiar o… 

Sileno, uno entre los grandes de su época, digamos en ese arco, que va desde finales del siglo diecinueve, hasta los años 1940. En ese marco, en el que los periódicos ya se instalaron en la realidad social de nuestra sociedad, cierto es, que todavía con niveles de lectura muy bajos. De ahí, la enorme importancia que tuvieron las ilustraciones, los dibujos en los medios de comunicación, en la publicidad. 

No olvidemos que la fotografía en los periódicos, no era en esa época frecuente en España –se indica que la primera fotografía publicada en un periódico, fue del 04 de marzo de 1880 en el Daily Herald Tribune-, todo se suplía con ilustraciones –sea para publicidad, para propaganda, para viñetas de humor, para dibujos, para ilustraciones de libros, para acompañar el texto escrito, para cuestiones sociales y poéticas-. Los cromos o los santos, que en mi edad de niño, se decían, las ilustraciones eran cromos o santos, es decir, imágenes de diversidad de temas, entre ellas, de las imágenes canónicas religiosas. 

Pienso que, a semejanza, de otros textos simbólicos, literatura o arte o música del pasado esos constructos culturales de significado, nos sirven para el presente, especialmente, las obras maestras librarías y artísticas y musicales y filosóficas. Pienso que a semejanza de esas realidades, el humor gráfico del pasado, puede continuar teniendo significado en el presente

Pienso, que sería necesario para el entendimiento del presente y de la actualidad, lo he dicho muchas veces, lo he escrito demasiadas veces, que las viñetas de humor deberían formar parte de los medios de comunicación de ahora, realizadas por autores que todavía respiran, y, otras viñetas, unas al lado de otras, de autores que dejaron de respirar, al menos, en este mundo, hace unas décadas. 

Pienso que ambas formaciones de significado podrían estar juntas, cada día, al levantarte y abrir el periódico de papel, o la pantalla del ordenador o del móvil. Es una riqueza del pasado que se pierde y que está olvidada, en legajos de papeles, en archivos que solo frecuentan superespecialistas… Sileno, le espera detrás de una puerta, acérquese a comprender su época hace un siglo, acérquese a comprender la de usted, la de ahora con sus ojos, de usted y de Sileno… 

Noticias más leídas del día