La Generalitat estudia una tasa para entrar en Barcelona en días de polución

Canarias Noticias - 19/04/2017
Polución

La Generalitat de Cataluña ha creado un grupo de trabajo para estudiar la posible implantación de una tasa para los vehículos privados que quieran entrar en Barcelona en los días en que hay más contaminación ambiental.

Así lo ha anunciado esta tarde, durante su comparecencia en la comisión parlamentaria de Medio Ambiente, la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Mercè Rius, que ha destacado que por ahora "es solo un grupo de trabajo".

Esta medida se incluiría dentro del plan para episodios ambientales, que se prevé que se pueda aplicar a partir del 1 de diciembre de 2017, junto con otras medidas como la de restringir la entrada a la ciudad a ciertos vehículos contaminantes.

Estas normas solo se aplicarán a las vías en las que la Generalitat tenga competencia y una vez se modifique el reglamento de circulación, como ya hizo Madrid en su día para aplicar medidas similares.

El dinero recaudado con este nuevo impuesto, junto con otros que la Generalitat pretende aplicar como un impuesto a las industrias por las emisiones de óxido de nitrógeno, se destinará al fondo por el cambio climático y al fondo por el medio natural.

Como ya anunció la Generalitat a finales del año pasado, también prohibirá la entrada a partir de 2020 a los coches más contaminantes durante los episodios de máxima contaminación, los que carecen de la etiqueta adhesiva de la DGT, que incluyen los de gasolina matriculados antes del 2000 y del 2006 en caso del gasóleo.

Rius ha explicado que las etiquetas van ligadas a una base de datos, y que junto con cámaras de vigilancia, captarán a los vehículos que entran en Barcelona que no tienen permitida la entrada gracias al número de matrícula y que posteriormente el gobierno aplicará las sanciones correspondientes.

El área metropolitana de Barcelona tiene unos niveles de óxido de nitrógeno superiores a los marcados por la Unión Europea, y muy superiores a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) también en partículas en suspensión.